Movimiento de Concertación Ciudadana VAMOS (horizontal-x3)
El Movimiento de Concertación Ciudadana VAMOS anunció hoy en una red social que demandará al Gobierno por no haber constituido aún el grupo de trabajo, establecido en la Ley 97 de 2015. (Suministrada)
La Comisión de Auditoría Integral del Crédito Público, creada para evaluar el proceso de renegociación de la deuda pública del país, se reunirá por primera vez el próximo lunes, cinco meses después de haber entrado en vigor la ley que creó el organismo.
El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, convocó al encuentro a los integrantes de la comisión, cuyos representantes del interés público tuvieron que ser nombrados en noviembre pasado por los presidentes de las cámaras legislativas debido a que el gobernador Alejandro García Padilla no lo hizo.
Mientras tanto, el Movimiento de Concertación Ciudadana VAMOS, anunció hoy en una red social que demandará al Gobierno por no haber constituido aún el grupo de trabajo, establecido en la Ley 97 de 2015, que entró en vigor el pasado mes de julio.
“El país y su estatus fiscal están en un momento crítico donde se tienen que tomar acciones determinantes con relación a su deuda. En ese proceso, la transparencia es indispensable para las partes y sobre todo, para el pueblo de Puerto Rico. Ese es el espíritu de la creación de la Comisión de Auditoría Integral que se creó mediante la Ley 97 de 2015 y es mi compromiso que se tome acción para realizar las labores descritas en la ley”, expresó Bhatia en declaraciones escritas. 
La comisión tiene como parte de sus funciones examinar y evaluar el proceso de contratación, refinanciamiento o renegociación del endeudamiento público, el origen y el destino de los recursos, así como la ejecución de los programas financiados con deuda interna o externa.
De igual forma, le compete definir una metodología para llevar a cabo la auditoría que ordena la ley, crear una base de datos que permita realizar toda clase de análisis en torno al proceso de endeudamiento, además de establecer un sistema de transparencia de la información tanto para el proceso investigativo y auditado como para futuros procesos de endeudamiento.
El organismo lo integran, además de Bhatia, el presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló; el portavoz de la mayoría en el Senado, Aníbal José Torres; los portavoces de las minorías, Larry Seilhamer (Partido Nuevo Progresista) y María de Lourdes Santiago (Partido Independentista Puertorriqueño); el portavoz de la mayoría en la Cámara, Charlie Hernández y la portavoz de la minoría del PNP en ese cuerpo legislativo, Jenniffer González.
Además, forman parte de la comisión la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento, Melba Acosta; el director del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, Mario Marazzi; el economista José Alameda; el abogado y CPA, Juan Lorenzo Martínez; el portavoz del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, Roberto Pagán, y el presidente del First Bank, Aurelio Alemán. También son miembros Irma Hilario Arroyo, en representación de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Caguas, y Frank Medina, en representación del interés público.
La Ley 97-2015 dispuso la creación de la Comisión de Auditoría Integral del Crédito Público, un organismo con componentes de los sectores público y privado, y con plena autonomía administrativa y legal para examinar con detenimiento, en todos sus términos, la deuda pública contraída a partir de la década de 1970.
El referido estatuto fue firmado el 1 de julio por García Padilla, y el primer ejecutivo tenía 10 días para nombrar a los ocho representantes del interés público, pero no lo hizo. Estos integrantes, según la legislación, deben ser catedráticos de alguna institución de educación superior pública en las disciplinas de Economía, Finanzas, Estadísticas y Derecho Constitucional, y un representante del sector sindical, del comercial, del cooperativista y la banca. De igual forma, la comisión debía entrar en funciones 20 días después de su aprobación.
Ese organismo busca “transparentar” toda gestión pública para atender la crisis fiscal y económica, y proveerle al país una herramienta participativa en la que queden expuestos los pormenores de ese proceso. La comisión deberá entregar informes cada seis meses sobre el progreso de sus trabajos, y dejará de funcionar cuando acabe las labores que le han sido encomendadas por ley, y será entonces cuando sus integrantes someterán un informe final.
Los representantes Manuel Natal y Luis Raúl Torres han expresado preocupación por la dilación que ha caracterizado la constitución del grupo de trabajo independiente.
Por su parte, el movimiento VAMOS, en un pronunciamiento publicado en su página de Facebook, VamosPorPR, denunció que esta ley, a cinco meses de su aprobación, no ha sido cumplida y demandó que “se audite la deuda, se determine la cantidad que realmente nos corresponde pagar y se estructure un plan razonable y viable para el pago”.
VAMOS también requerirá que se convierta en ley el proyecto que propone enmendar la Constitución de Puerto Rico a los efectos de otorgarle al pago de la deuda un orden de prioridad posterior a los servicios esenciales que tiene que brindar el gobierno.
“Esta vez necesitamos requerir que se priorice en el pago de servicios al pueblo. Para esto, que se detenga el pago de toda la deuda, aunque se incurra en el impago. Ya se ha incurrido en el impago de los reintegros, donativos y asignaciones legislativas, servicios de salud, y tantos otros. Como pueblo, necesitamos requerir determinar a quién se le impaga… ¡No a nosotros otra vez!”, reza el documento.
“El priorizar en los servicios al pueblo, auditar la deuda, reestructurar el pago de la cantidad que se determine legítima, una reforma contributiva progresiva mediante la cual cada quien contribuya de acuerdo a lo que recibe, nos permitirá establecer un plan de desarrollo económico sostenible y solidario”, dice la declaración.
La organización ciudadana anunció que desarrollará una amplia jornada de educación popular en los 78 municipios del país, iniciando el próximo mes de febrero, “para dialogar con el pueblo la situación de crisis que vive Puerto Rico, las oportunidades que la misma encierra, promover organizarnos y movilizarnos como movimiento de concertación ciudadana que logre la calidad de vida, prosperidad y felicidad que merecemos”.
Reaccionando a la opinión de la administración del presidente Barack Obama de que Puerto Rico no cuenta con los poderes ni la autoridad soberana para decidir sobre las transformaciones que requiere el momento, VAMOS sentenció que “lo fundamental es reconocer que solo nosotras y nosotros, las personas afectadas, seremos quienes resolveremos la crisis y construiremos la transformación necesaria. ¡Solo Puerto Rico puede hacerlo!