Representante José Varela (semisquare-x3)
El representante José Varela presentó un proyecto de ley para establecer que el periodo de campañas no sea mayor de 60 días anteriores a la celebración de Las actividades político partidistas. (Tony Zayas)
Las actividades político partidistas para ganar seguidores y convencer a los votantes para que apoyen candidatos a ciertos puestos electivos o colectividades deben ser limitadas por ley en Puerto Rico, según el representante José Varela.
A esos fines el legislador presentó un proyecto de ley para establecer que el periodo de campañas no sea mayor de sesenta (60) días anteriores a la celebración de una elección general. 
“Las campañas políticas en Puerto Rico son muy extensas. En nuestro país se está viviendo cotidianamente bajo un estado de campaña política que en forma alguna abona a la paz social. Creo que somos muchos los puertorriqueños que entendemos que el período de campaña electoral debe ser limitado por ley”, afirmó Varela en un comunicado de prensa.
“Sesenta días de campaña es suficiente para que los candidatos y los partidos políticos expongan sus propuestas y sus plataformas de gobierno. Se trata de un término razonable que coincide con el que ya establece la ley vigente para que la Comisión Estatal de Elecciones publique la convocatoria a una elección general. Así, el mismo día que los electores son convocados por la Comisión comenzará el plazo para que los partidos y candidatos a puestos electivos inicien sus respectivas campañas de orientación a los votantes”, argumentó.
El presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes dijo que su propuesta toma en cuenta el derecho y el interés de los partidos y candidatos a ejercer su derecho a la libre expresión, así como el derecho de los ciudadanos a recibir una orientación electoral esencialmente dirigida a los temas y asuntos que estén en juego en una elección. 
Según Varela, la medida procura que, “por lo definido que sería el término, la campaña refleje los valores de civilidad y racionalidad que son exigibles por parte del elector”.
“En días recientes se ha estado hablando de enmiendas que es deseable hacer sobre la Ley Electoral. Yo considero que esta es una de ellas. Pienso que se trata de una iniciativa que mejora nuestro sistema electoral y que, además, motivará que se eleve el nivel de los discursos políticos en Puerto Rico”, dijo el representante del Partido Popular Democrático. 
“El tono de las campañas dependerá luego de la calidad de los electores. Mi conclusión es que el elector puertorriqueño es cada día un sujeto más ilustrado y más exigente. Si reducimos la campaña electoral a sesenta días, yo estoy seguro de que ese elector cada vez más maduro va a exigir igualmente un proceso electoral de más altura y calidad”, concluyó.