(horizontal-x3)
La presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, dijo que aboga por la seguridad de empleo de 4,000 maestros. (GFR Media)
La Federación de Maestros de Puerto Rico reclamó hoy, jueves, que el Departamento de Educación otorgue permanencia de empleo a todos los docentes transitorios elegibles y no solo a los que enseñan materias de difícil reclutamiento, como ha dicho que hará el secretario, Rafael Román.
Mediante comunicado de prensa, la presidenta de la unión, Mercedes Martínez, celebró que Román responda al reclamo para brindar seguridad de empleo a unos 4,000 maestros. 
“Sin embargo, esa medida no le haría justicia a todos los educadores transitorios elegibles del país, por lo que solicitamos se cumpla con la Ley 312 de 1938 y todo educador transitorio elegible con dos o más años de experiencia en la misma categoría, con labor satisfactoria en el Departamento de Educación, reciba su permanencia, independientemente de si la materia es de difícil reclutamiento o no”, expuso Martínez por escrito.
Según indicó la líder sindical, esta acción aliviaría enormemente la falta de plazas vacantes por llenar semestre tras semestre y proveería estabilidad emocional a los educadores del país.
Martínez agregó que el semestre que comienza hoy con el regreso de los maestros a las escuelas se perfila como un periodo de tiempo de importantes luchas, principalmente contra un nuevo reglamento para la evaluación del personal docente, la reforma educativa liderada por el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y el plan de reconfiguración de escuelas.
“La escuela pública está bajo ataque y para defenderla, todos los educadores, padres y estudiantes somos necesarios”, expresó la presidenta.
De acuerdo con la líder sindical, el Reglamento de Evaluación del Personal Docente pretende despojar a miles de maestros de sus permanencias de empleo al utilizar como parte de su evaluación el resultado de las pruebas estandarizadas de los estudiantes, ahora llamadas META-PR. Señaló que estos exámenes han sido altamente cuestionados e insistió en que no miden el aprovechamiento académico de los alumnos.
Martínez también rechazó el proyecto del Senado Para crear la Ley para las Alianzas en la Educación Pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico que ya fue aprobado en el Alto Cuerpo legislativo y que continúa bajo la consideración de la Cámara de Representantes. La líder sindical ha reiterado que esta medida pretende privatizar el 15% de las escuelas, entregar el presupuesto a compañías privadas para que las “mal-administren” y propone cerrar más de 300 planteles.
Mientras, apuntó que el plan de reconfiguración de escuelas “solo ha traído malos sabores a las escuelas donde ya lo implementaron el semestre pasado, al declarar a cientos de maestros de nivel elemental excedentes por reducir su matrícula, atropellando a los niños y dejándolos sin actos de graduación”. Además, indicó, los estudiantes han tenido que pasar por un proceso adecuado de transición y a su vez ha generado un hacinamiento rampante en las escuelas superiores del país, sobrepasando los 30 estudiantes por salón. 
Por otra parte, Martínez trajo nuevamente a la discusión pública propuestas que han sido constantes entre el magisterio puertorriqueño, como que se les aumente el salario a los maestros, y que se garanticen los periodos de 50 minutos de clase que permita incluir cursos de Bellas Artes, Salud, cursos vocacionales, Educación Física y cursos electivos, entre otros. 
Por su lado, la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE) reclamó al secretario que detenga el proceso de reestructuración de escuelas porque “se ha incumplido con el proceso de participación democrática y nuevamente recurren a la imposición dictatorial.”