Cocaína (horizontal-x3)
Al examinar la sustancia de polvo blanco en los paquetes incautados, el mismo dio positivo a cocaína, confirmó el CBP. (Archivo GFR Media)
Cinco pacas con 133 paquetes individuales de cocaína fueron confiscados por las autoridades federales tras detectarse el cargamento, escondido entre la vegetación en una playa en Isabela.
La información fue divulgada hoy, lunes, pero la confiscación de la droga se produjo el pasado jueves, 7 de enero.
El Negociado de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), en conjunto con agentes de la Policía Municipal de Isabela, confiscaron las 340 libras de cocaína en la playa Montones en Isabela, se informó en un comunicado de prensa.
El costo estimado de la cocaína ocupada es de $4.3 millones, según señaló el CBP.
"Nuestras unidades marítimas consistentemente trabajan con agentes locales e interceptan organizaciones criminales que buscan introducir sustancias controladas ilegalmente", señaló el director de operaciones marítimas y aéreas de CBP, Johnny Morales.
El jueves por la noche, agentes municipales de Isabela se comunicaron con CBP en su centro en Ramey para notificar un acto de contrabando, explicó Morales.
En el lugar encontraron un bote de 22 pies de eslora, construido de fibra de vidrio, con un motor de 60 caballos de fuerza. Un sujeto fue arrestado en relación a este suceso. El hombre trató de huir pero fue interceptado.
Al examinar la sustancia de polvo blanco en los paquetes incautados, el mismo dio positivo a cocaína, confirmó el CBP.
El caso fue referido a la Oficina de Seguridad Interna del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE-HSI) para investigación a fondo.