AEE (horizontal-x3)
Lo que propone el proyecto de revitalización es la imposición de un nuevo cargo, mediante el cual los clientes de medición neta -actualmente exentos- paguen por los gastos fijos de la AEE. (GFR Media)
Gran parte de las preocupaciones que varios sectores han expresado sobre el proyecto que busca la revitalización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ya han sido atendidas por la Legislatura, lo que implica que la versión final de la medida será “sustancialmente distinta” a la original presentada por el Ejecutivo.
Esa versión final, indicó ayer el presidente de la Comisión de Asuntos Energéticos y Recursos de Agua del Senado, Ramón Luis Nieves, está a punto de completarse, tras lo cual se llevaría a votación.
“Después que tengamos el proyecto aprobado en las comisiones de energía del Senado y la Cámara de Representantes, lo llevamos a discusión con los caucus para ver el tema de los votos. Pero espero no tener problemas con eso, porque hemos hecho un trabajo responsable”, dijo Nieves.
Una de las preocupaciones expresadas por representantes de los consumidores, comercios, industrias y trabajadores de la AEE tiene que ver con devolverle a la corporación pública el control sobre las tarifas, limitando los poderes de la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR), creada en virtud de la Ley 57-2014 como ente regulador independiente.
Sobre esto, Nieves aseguró que “todo lo que tiene que ver con quitarle poderes tarifarios a la CEPR se ha disipado; quitamos eso del proyecto”.
Añadió que también se eliminó “todo lo que tiene que ver” con energía renovable, para trabajarlo en una pieza legislativa aparte. La versión original del proyecto  proponía enmendar la Ley 82-2010, que estableció las normas para fomentar la generación energética con fuentes alternas y fijó las siguientes metas: 12% en 2015, 15% en 2020 y 20% en 2035.
“Me he comprometido a producir un proyecto de ley independiente, para atender los cambios a la Ley 82-2010 sobre energía renovable”, dijo Nieves, quien señaló, de otra parte, que “falta afinar un poco” el lenguaje sobre los cambios que propone el proyecto de revitalización a la Ley 114-2007 sobre medición neta.
La Ley 114-2007 ordenó a la AEE establecer un programa de medición neta para, entre otras cosas, permitir la interconexión a su sistema de transmisión y distribución, así como la retroalimentación de electricidad a los clientes que hayan instalado un equipo solar, eólico o cualquier otra fuente de energía renovable capaz de producir energía.
“Restrictivo”
 Lo que propone el proyecto de revitalización es la imposición de un nuevo cargo, mediante el cual los clientes de medición neta -actualmente exentos- paguen por los gastos fijos de la AEE, como la contribución en lugar de impuestos a los municipios y los subsidios.
“Hasta ahora, por donde vamos es darle una autorización a la AEE para que someta a la CEPR una propuesta de cargo razonable para la medición neta. Sin embargo, voy a insistir en que ese lenguaje sea bastante restrictivo, de manera que la AEE solo pueda cobrar lo indispensable. Es justo que todos aportemos por los gastos fijos de la AEE, pero no podemos permitir que un nuevo cargo afecte la producción de paneles solares (u otra fuente de energía renovable) en Puerto Rico”, sostuvo Nieves, al reiterar que “la última palabra” sobre el nuevo cargo la tendría la CEPR.
Nieves agregó que  “siguen las conversaciones”, sobre todo con los abogados del Gobierno, para afinar el lenguaje que propone la exclusión de la Corporación para la Revitalización de la AEE de las disposiciones del Capítulo 9 de la Ley Federal de Quiebra y la Ley de Quiebra Criolla.