Edgardo Arlequín (semisquare-x3)
El alcalde fue condenado a cumplir –de forma concurrente- cuatro años y seis meses de cárcel por cargos de acoso sexual y por utilizar las facultades del cargo para obtener un beneficio ilegal. (GFR Media)
Hoy se podría conocer el futuro del convicto alcalde de Guayanilla, Edgardo Arlequín, dentro del Partido Popular Democrático (PPD), luego que la colectividad le concediera tiempo adicional al ejecutivo municipal para que renuncie voluntariamente a la silla.
El secretario interino de la colectividad, Rafael Juarbe, indicó ayer a El Nuevo Día que miembros de la colectividad se han mantenido en conversaciones con Arlequín y su familia en vías a que éste presente su renuncia y así evitar la expulsión de la colectividad, lo que le impediría  volver a correr a un puesto electivo bajo la insignia de la Pava de salir favorecido del proceso de apelación que radicó a través de sus abogados.
Mientras, si dimite voluntariamente y luego sale favorecido, podría aspirar en los comicios de 2020.     
“En este momento estamos en conversaciones con él para tomar una decisión. No queremos anticipar lo que pueda resultar de ese diálogo que vaya a afectar esas negociaciones. Entre hoy (ayer) y mañana (ayer) deben finalizar las conversaciones”, expresó Juarbe. 
“Depende de lo que pase, el partido va a evaluar el escenario y tomar el siguiente paso”, sostuvo Juarbe.
Desde que el alcalde fue condenado a cumplir –de forma concurrente- cuatro años y seis meses de cárcel por cargos de acoso sexual y por utilizar las facultades del cargo para obtener un beneficio ilegal, parte del liderato de la colectividad le ha solicitado la renuncia para evitar iniciar un proceso de expulsión. 
El partido no tiene la fuerza en ley para provocar la destitución del alcalde, proceso que solo puede ejecutar la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei). Sin embargo, por  haber un proceso de apelación, la Opfei no puede iniciar el trámite.
La decisión de cómo llenar la vacante, una vez se reciba esa certificación, quedaría en manos del comité municipal de Guayanilla a través de sus delegados. 
Los cargos contra Arlequín se presentaron luego de que la empleada municipal Lumari Torres Pérez denunció que el alcalde le hizo acercamientos de índole sexual.