LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

lunes, 29 de septiembre de 2014

Sin control la publicación de fotos desnudas en las redes

Sin control la publicación de fotos desnudas en las redes

Alertan las autoridades locales ante este problema que cada día afecta a más ciudadanos. No existe una ley en Puerto Rico que proteja en contra del ciberacoso
 
Por Luis Alfonso Oliveras / luis.oliveras@elnuevodia.com
Esta modalidad mantiene vigilantes a las autoridades locales, ya que carecen de una legislación en contra del crimen cibernético. (Archivo)
“Abochornado, con coraje y decepcionado”. Así se siente Jesús Rivera (nombre ficticio) luego de que le notificaran que unas fotos íntimas suyas corrían por una red social.
“Me tomó por sorpresa. Cuando me lo dijeron entré a la página y cuando me topé con mis fotos quedé en shock. No era un montaje, era yo”, dijo un tímido Rivera.
Al igual que este joven de 26 años, han sido muchos los boricuas víctimas de una nueva modalidad en las redes sociales donde terceros publican fotos íntimas en una página de blogs llamada Tumblr, subsidiaria de Yahoo.
La raíz del asunto, que afecta más a la comunidad gay de la Isla, comienza cuando usuarios de la mencionada página envían a un administrador -mediante correo electrónico- fotos desnudas de otras personas. Estas imágenes de los implicados compartidas sin autorización van acompañadas de información personal, lenguaje obsceno y explícito. En algunos casos divulgan el número de teléfono.
Muchas de las víctimas se enteran de la situación a través de terceros y desconocen los pasos a seguir en casos como este.
“Yo había enviado esa foto hacía algún tiempo a un muchacho con el que salí y él al parecer la envió ahí. Sé que fue él porque no la envié a nadie más. En el momento que lo hice (que envió la foto) no me di cuenta de lo que había hecho, pero ahora veo lo grave que es”.
“Muchos me han visto, me lo han dicho por ahí, compañeros de trabajo lo saben, imagínate, es una vergüenza para mí y mi familia, porque se enteraron, pero no puedo hacer nada. Conozco de otros que quisieron tomar cartas en el asunto y no pasó nada, ni la Policía ni un abogado puede hacer nada. Ya lo hecho está hecho y estoy pagando el error”, aceptó resignado el joven.
Lo peor del caso es que aunque la persona que haya publicado la foto la borre, si otros usuarios la rebloguean (el equivalente a un retweet en Twitter) la imagen sigue corriendo por la red por tiempo indefinido.
Esta modalidad mantiene vigilantes a las autoridades locales, ya que carecen de una legislación en contra del crimen cibernético.
Según relató el sargento Luis Maldonado, de la División de Crímenes Cibernéticos de la Policía, en los últimos años el acoso cibernético ha aumentado significativamente triplicando las investigaciones en este renglón.
Las estadísticas policiacas señalan que los crímenes cibernéticos, que incluyen cualquier tipo de ataque, han aumentado de 479 que se reportaban en el 2010 a 2,781 en el 2013.
"Proceso largo y delicado"
“Esto de Tumblr está bien algarete, nosotros hemos mandado a bajar imágenes y páginas, pero ellos vuelven y las suben”, señaló el uniformado.
“Lo primero que tienen que hacer es venir hasta acá (División de Crímenes Cibernéticos), se entrevista para ver qué se le puede aplicar. En algunos casos, si la foto fue divulgada por una expareja, se puede aplicar la Ley 54 por violencia psicológica”, explicó el sargento.
En cambio, cuando no hay ninguna persona de interés como una expareja, la Policía tiene que comunicarse con los administradores de la página para explicar la situación. Como en Puerto Rico no existe una ley en contra del acoso cibernético, el proceso se torna más difícil.
En algunos casos, Maldonado indicó que las autoridades podrían solicitar un subpoena para requerir la información o se puede expedir una orden judicial a la red social para el registro de la cuenta del usuario.
“Hay que sacar la dirección url, un rastreo del IP address, nombre de internet de la persona. Lo que está detrás de la publicación es un proceso largo y delicado”, detalló Maldonado.
Sin embargo, para la abogada y experta en redes sociales Julizette Colón, la falta de las leyes en la Isla contra el ciberacoso limita todos estos procesos, por lo que quedan inconclusos.
“No se hace nada porque no existe ley contra ello”, sostuvo la experta en redes sociales al mismo tiempo que exhortó a la Legislatura a tomar acción.
Colón indicó que el primer paso que debe seguir una víctima de acoso cibernético es escribirle al administrador de la página.
“Eso es lo primero que hay que hacer, escribirle al administrador, aunque eso no te garantiza que te quiten la imagen, pero por ahí es donde debes empezar”, agregó.
La abogada explicó que otro obstáculo en estos casos es la Stored Communication Act, una legislación que impide a las páginas cibernéticas revelar detalles de los usuarios, por lo que las autoridades se enfrentan con otra barrera para dar con el autor de los hechos.
“Por eso es importante aquí en Puerto Rico la legislación sobre el acoso cibernético, pero la falta de conocimiento en el debate ha hecho que el proyecto presentado en la Legislatura no progrese”.
Asimismo, Colón exhortó a la ciudadanía a tener más precaución con el contenido de las personas en sus celulares como las cosas que comparten con el mismo.
“Desde el mismo momento en que te la tomas (la foto) con tu celular, ya perdiste el control y la privacidad de tus fotos. Si quieres sacarte fotos que te puedan incriminar, protégelas como un niño”, concluyó.
Medidas para proteger a los ciudadanos
Sobre este tema, la Cámara de Representantes evaluó recientemente cuatro medidas que buscan proteger los datos personales de los ciudadanos, así como penalizar la divulgación no autorizada del material íntimo.
El proyecto de la Cámara 1667 crearía la “Ley contra la Venganza Pornográfica”, mientras que el Proyecto de la Cámara 1789 establecería la “Ley contra la Divulgación de Imágenes y Vídeos de Material Intimo”.
Asimismo, la Comisión Cameral de lo Jurídico discutió el Proyecto de la Cámara 1814 y el Proyecto de la Cámara 1842 con el fin de enmendar el Código Penal para reforzar sus artículos relacionados con el uso inapropiado de la tecnología y con la divulgación o la amenaza de publicar documentos o instrumentos digitales o físicos para causar daño, provocar burla o dañar la reputación de la parte involucrada.
Por su parte, el secretario de Justicia, César Miranda, rechazó que se aprueben los proyectos 1667 y 1789, y recomendó que se articulen sus disposiciones como enmiendas al Código Penal del 2012 en vez de crear dos leyes especiales como las propuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario