LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

martes, 30 de septiembre de 2014

Mariposas invaden los cielos para copular

Mariposas invaden los cielos para copular

La vegetación que brota por las lluvias es alimento para las orugas
 
Por Aurora Rivera Arguinzoni / arivera@elnuevodia.com
En la foto, la mariposa arlequín. (Archivo)
El llamativo aumento de mariposas en algunas áreas de Puerto Rico, sobre todo las de color amarillo, tiene una clara explicación para estudiosos de los insectos: se están reproduciendo.
Pasadas las lluvias que pusieron fin a crudos meses de sequía en Puerto Rico, nuevas hojas y flores vuelven a brotar en la vegetación para convertirse en festín de comida para mariposas y orugas.
“Tras la lluvia, salen de mariposa a mariposa adulta para copular, poner los huevos en plantas hospederas que están saliendo ahora para que la oruga que es pequeña no tenga una hoja muy dura para comer y se alimente fácilmente”, detalló el entomólogo Luis Hernández, director del Parque Forestal La Marquesa, en Guaynabo.
Aunque no son las únicas en este proceso, la “invasión” de mariposas amarillas ha sido la más vistosa en lugares tan distantes como Bayamón, Cayey, Ponce y Cabo Rojo.
Carmen Isabel Asensio, quien desde 1984 investiga la relación entre mariposas y plantas, indicó que en Puerto Rico se han documentado entre 90 y 92 especies de mariposas, algunas nativas o endémicas.
“Quizá la más famosa es la quebradillana (Atlantea), también le llaman el arlequín de Puerto Rico. Está en peligro, no porque hayan pocas, el problema es que está amenazada por todos lados por el desarrollo. Hay propuestas de desarrollo en el área donde ella vive”, lamentó.
“Otra se llama Calisto nuvila, la vas a encontrar sobre los 200 metros sobre el nivel el mar, es abundante en las montañas de Maricao, Lares, San Sebastián y se sabe bien poco de ellas”, agregó Asensio, quien actualmente escribe un libro del tema.
Sobre las mariposas amarillas, identificadas por Hernández como del género Phoebis, este mencionó que hay cuatro especies pero para distinguirlas hay que capturarlas y mirar debajo de sus alas.
Si observas el fenómeno, comparte tus fotos enviándolas a cazanoticias@elnuevodia.com.
Para conocer los factores que determinan el ciclo de vida de las mariposas, busca la edición impresa de El Nuevo Día o suscríbete aquí a la versión digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario