LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

martes, 29 de abril de 2014

SE DECLARA CULPABLE

Secuestrador de avión a Cuba se declarará culpable de nuevo cargo en Miami


JWEAVER@MIAMIHERALD.COM


Williams Potts Jr., que en determinado momento de su vida se proclamaba de ser militante afronorteamericano y hace 30 años secuestró un avión de Estados Unidos hacia Cuba, se declarará culpable de un nuevo cargo de secuestro. Su declaración lo podría ayudar a evitar la sentencia mínima obligatoria de 20 años de cárcel por el cargo original, piratería aérea.
Potts Jr. que entonces vivía en New Jersey, y en 1984 obligó a desviarse hacia La Habana el vuelo comercial que se dirigía a Miami, se entregó finalmente a las autoridades norteamericanas en noviembre del 2013, tras vivir como fugitivo en Cuba. Potts dijo que quería enfrentar el sistema judicial de EE.UU. y volver a relacionarse con sus dos hijas que en la actualidad viven en el país.
Robert Berube, asistente del abogado federal de oficio, negoció un acuerdo de culpabilidad con los fiscales que le permitirían a su cliente, en estos momentos se encuentra en el Centro de Detención Federal en Miami, recibir crédito por los 13 años que cumplió en una penitenciaría de Cuba por el secuestro de la nave.
En noviembre, Potts, de 57 años, aceptó un acuerdo de no culpabilidad ante el cargo de piratería aérea, que conlleva una pena de entre 20 años de cárcel y cadena perpetua. La Fiscalía tiene pensado retirar este cargo, y entonces Potts se declararía culpable de un nuevo cargo de secuestro en una corte federal de Fort Lauderdale el martes por la tarde.
Aunque el nuevo cargo conlleva una setencia de cadena perpetua, le da a la jueza de Distrito Robin Rosenbaum cierta flexibilidad para dictar una sentencia que contemple el tiempo que Potts pasó encarcelado en Cuba. El cargo de secuestro no impone una sentencia mínima obligatoria.
Durante la audiencia para fianza que tuvo lugar en noviembre, un fiscal dijo que Potts le “describió lo que hizo como un acto de terrorismo” a los agentes federales que lo trajeron de La Habana a principios de ese mes.
De igual modo, Potts confesó — tanto de forma verbal como por escrito— haber cometido piratería aérea después que fue formalmente arrestado por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en el Aeropuerto Internacional de Miami el pasado 6 de noviembre, le dijo Maria Medetis, asistente de la Fiscalía a un magistrado federal durante la audiencia.
El juez Jonathan Goodman estuvo de acuerdo con la petición del fiscal de mantener detenido a Potts antes del juicio, toda vez que existe el riesgo de que trate de escapar, además de que es un peligro para la comunidad, y mencionó la larga sentencia de cárcel a la que podría ser condenado y la “presunción” legal de detención para este tipo de delito.
En un documento del FBI donde se describe el caso se dice que Potts reconoció haber tenido explosivos a bordo del vuelo de Nueva York a Miami el 27 de marzo de 1984, donde exigió que fuera desviado a La Habana.
Potts se describió como militante afronorteamericano que amenazó con volar el avión de la aerolínea Piedmont Airlines y matar a los pasajeros si aterrizaba en Miami, de acuerdo con una nota que le entregó a la tripulación. También exigió que se le diera $5 millones.
Un agente del FBI, Affell Grier, que testificó en la audiencia para fianza, dijo que Potts “explicó que cometió el delito” y “escribió una declaración” tras su reciente arresto en el aeropuerto de Miami.
En entrevistas que le hicieron en Cuba, Potts dijo que quería regresar a su país y enfrentarse a la justicia al cabo de todos estos años. Cuando vivía en Cuba se casó, y las dos hijas que tuvo de dicha unión viven en EE.UU.
En las entrevistas, Potts dijo que cuando secuestró el vuelo de Piedmont hacia Cuba, esperaba que sería recibido en la isla comunista como un revolucionario y le darían entrenamiento de guerrilla.
Sin embargo, lo que hizo el gobierno de Castro fue arrestarlo, juzgarlo por el secuestro, y encarcelarlo. El secuestro de Potts tuvo lugar varios años más tarde que una serie de secuestros aéreos parecidos se había calmado.
Según el FBI, Potts pagó $119 por el boleto que usó para secuestrar el avión. Una tía de Potts, que vive en Paterson, New Jersey, dijo que el día antes le dio $120 para que le pagara la cuenta de la electricidad y que desde entonces no la vuelto a ver.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/04/29/1737174/secuestrador-de-avion-a-cuba-se.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario