LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

lunes, 28 de abril de 2014

Ratificado el mensaje de la iglesia universal

Ratificado el mensaje de la iglesia universal

Boricuas presentes en la canonización difundirán la idea a su regreso
 
Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com
Resaltaron, además, la cantidad "impresionante" de jóvenes en el evento, al que se estima asistieron unas 800,000 personas. (Suministrada)
Para dos boricuas que asistieron ayer a la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II la experiencia fue "única e increíble", no solo porque presenciaron un hecho histórico, sino porque reafirmaron el mensaje de la "universalidad" de la iglesia católica.
"Se ha hecho historia, no solo con la iglesia católica, sino en todo el mundo, demostrando el carisma que Juan XXIII y Juan Pablo II tenían con comunidades de otras denominaciones", dijo en entrevista telefónica desde Roma, Italia, el padre Milton Rivera, director espiritual para los medios de la arquidiócesis de San Juan y párroco de la iglesia Espíritu Santo, en Toa Baja.
"Eso fue lo más importante de esta canonización: la universalidad de la iglesia. No importan los idiomas o los ritos que se tengan, somos un pueblo unido con nuestro pastor", señaló, por su parte, Radamés Colón, productor y corresponsal del Canal 13 (Teleoro) en la canonización.
Ambos destacaron la solemnidad de la ceremonia de canonización, que fue dirigida por el papa Francisco y respaldada por el papa emérito Benedicto XVI, un hecho nunca antes visto.
Resaltaron, además, la cantidad "impresionante" de jóvenes en el evento, al que se estima asistieron unas 800,000 personas.
"Fue una experiencia única; es ver y vivir la universalidad de la iglesia. Había personas de todo el mundo, hablando todos los idiomas, pero profesando una misma fe y unidos bajo un mismo pastor, que es el papa", sostuvo Rivera, quien de lunes a viernes conduce el programa Mi Gente a través de Teleoro.
El religioso detalló que unos 200 boricuas acudieron a la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.
La primera dama Wilma Pastrana estuvo entre los presentes y tuvo la oportunidad de saludar al papa Francisco, a quien le pidió mantener al pueblo de Puerto Rico en sus oraciones, informó ayer La Fortaleza en un comunicado.
Busca la historia completa en la  edición impresa de El Nuevo Día o suscríbete a la edición electrónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario