LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

jueves, 31 de octubre de 2013

Sin licencia siquiatra acusado de abuso


Sin licencia siquiatra acusado de abuso

Fiscalía federal asegura que su documento para practicar la medicina era falso
 
Según fiscalía, Gerardo Navarro Rodríguez abusó de un menor varias veces y cometió abuso contra otro paciente mental. (Archivo)
Por Mariana Cobián /mariana.cobian@gfrmedia.com
El psiquiatra acusado por abusar sexualmente de pacientes menores de edad obtuvo su licencia de médico fraudulentamente.
Gerardo Navarro Rodríguez, de 60 años, está en el Centro de Detención Metropolitano (MDC, por sus siglas en inglés), en Guaynabo, desde su arresto a finales de septiembre y su abogado, José L. Novas, solicitó una vista de fianza en alzada, luego de que el 7 de octubre pasado, el magistrado federal Bruce McGiverin no le concediera el derecho a la fianza por entender que representa un peligro para la comunidad.
La moción de la defensa establece que el acusado es un doctor en medicina “que tiene certificado de especialidad en pediatría y en psiquiatría de adolescentes emitida por el Tribunal Examinador de Médicos desde 1997”. Alega que nunca tuvo quejas y emite una certificación del Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico a esos efectos.
No obstante, en la respuesta, el fiscal federal Marshal D. Morgan destacó que contra el acusado por tráfico sexual de niños y de transportar a menores con la intención de cometer actos sexuales ilícitos se hizo una auditoría en mayo de 1999 por una compañía de seguros médicos que determinó que habían “serias dudas” de la capacidad de Navarro Rodríguez para practicar la medicina en Puerto Rico.
“La licencia de medicina del acusado, aunque fraudulenta, no fue obtenida hasta el 24 de enero de 2002. Por lo tanto, bajo esas circunstancias no podía llevar a cabo procedimientos médicos en pacientes pediátricos o adultos legalmente en 1999, mucho menos cobrar por dichos servicios”, lee la moción de fiscalía.
El escrito incluye una declaración de un agente de la Agencia Federal de Medicamentos y Alimentos (FDA) en el que destaca que para obtener la licencia médica en Puerto Rico es necesario tomar un examen básico y uno clínico. Una vez se pasan ambas partes se toma una prueba práctica.
“Navarro Rodríguez obtuvo una nota fraudulenta en la parte básica y nunca pasó el examen de destrezas clínicas. Mas el 24 de enero de 2002, solicitó la licencia regular de médico y otras licencias de especialidades que le fueron emitidas fraudulentamente el mismo día por la entonces presidenta del Tribunal Examinador de Médicos (TEM), Margarita Perocier”, agrega la moción.
Perocier fue acusada a nivel federal junto a otros miembros del TEM y otros “médicos” por supuestamente expedir licencias fraudulentas, pero le desestimaron los cargos en su contra en 2011.
"Fiscalía federal emite a raíz de eso que no hay mejor indicación de que un acusado represente un peligro para la comunidad que saber que obtuvo una licencia de médico mediante fraude. Además, fue a través de la obtención de dicha licencia médica que tuvo acceso a seducir a su paciente y víctima para sostener conducta sexualmente explícita", agrega la moción, que establece además que el acusado también representa un riesgo de fuga dado a que, de ser encontrado culpable, se expone a una pena de entre 10 años y vida en prisión.
Morgan destacó además que, contrario a lo que estipula el abogado, no se trató de un "caso aislado" que cometió contra un menor, dado a que supuestamente abusó de él al menos siete veces entre octubre de 2011 y mayo de 2013, y cometió actos contra otro paciente mental, y el 23 de octubre pasado le radicaron cargos de actos lascivos a nivel estatal.
Según la querella, el joven identificado como John Doe #1 fue víctima del acusado cuando tenía entre 16 y 17 años mientras fue paciente de Navarro Rodríguez por sufrir de depresión. El menor tomó fotos mientras ocurrían los hechos, que se produjeron tanto en la oficina médica del psiquiatra pediátrico como en su residencia en Cayey.
En la primera consulta, el menor alega que Navarro Rodríguez le tocó su pene y le decía que lo tenía "”bonito y largo”, además de darle masaje y decirle que era una terapia de relajación. En otras ocasiones, sostuvieron sexo oral y supuestamente le pagaba.
El 27 de abril pasado, Navarro Rodríguez llamó a John Doe #1 para que fuera a su casa a “verificar la electricidad” y el adolescente le dijo que estaba con un amigo, también de 17 años y paciente mental, y el doctor le dijo que lo trajera. John Doe #1 dijo que tenía que atender una llamada y al regresar, vio a Navarro Rodríguez masturbándose con John Doe #2, y tomó fotos de los actos.
El juez Jay García Gregory tiene a su cargo el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario