LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

miércoles, 30 de octubre de 2013

Escalofriante testimonio de un exnarco en caso de masacre en Isla Verde


Escalofriante testimonio de un exnarco en caso de masacre en Isla Verde

Narra que los miembros de la ONU tenían instrucciones de matar a los Rompe ONU “estén con quien estén”
Por Mariana Cobián / mariana.cobian@gfrmedia.com
Un exnarcotraficante y miembro de la Organización de Narcotraficantes Unidos (ONU) relató este miércoles en sala cómo escuchó a Luis Daniel Rivera Carrasquillo, mejor conocido como Danny KX o Volky, confesar que había matado a varios del grupo de la Rompe ONU en una matanza ocurrida en Isla Verde en 2009.
El testigo declaró ante un jurado en la sala del juez federal José A. Fusté en contra de los acusados Rivera Carrasquillo, Ramón "Ramoncito" Lanza Vázquez y Edwin Bernard Astacio Espino, quienes enfrentan decenas de cargos por varios asesinatos, incluyendo el de una agente de la Policía, un bibliotecario y un piloto de helicóptero.
A preguntas del fiscal federal Víctor Acevedo Hernández -quien procesa el caso junto con Jenifer Yois Hernández Vega-, el testigo relató que la ONU se formó en 2003 para formar alianzas entre los narcotraficantes de los residenciales Jardínes de Sellés, Monte Hatillo, Las Dalias, San Martín, Manuel A. Pérez, entre otros, pero que año y medio más tarde se rompió por problemas entre sus líderes, y se creó la Rompe ONU.
Según contó, los miembros de la ONU tenían ordenado "matar a los Rompe ONU, estén con quien estén", y fue entonces que comenzó el caos.
El hombre relató que conocía a Danny KX y a Ramoncito desde el 2005 y los identificó como miembros de la ONU. Dijo que Rivera Carrasquillo era el dueño del punto de Jardínes de Sellés y que siempre estaba armado con un rifle AK 47, además de ser "gatillero" de la ONU.
Narró que en julio de 2009, estaba con "un corillo" en Jardínes de Sellés, cuando Danny KX recibió una llamada y se fue.
"Al rato llega y confesó que entró, le metió y se fue", dijo el testigo, refiriéndose a "la masacre de Coco Bongo".
En dicho triple asesinato fallecieron Jayson Rivera Rivera, Camilo Ruiz Concepción y Juan Pagán López.
Confesó que en 2010 fue acusado por un caso de drogas. Cuando se le preguntó cuáles habían sido sus problemas con la justicia, contestó que "mi único problema con la justicia fueron mis problemas de droga y por matar".
A preguntas de la abogada de Rivera Carrasquillo, Lydia Lizarríbar, Díaz Martínez admitió que en 2009 tuvo un caso por violencia doméstica, que estuvo cinco años prófugo y que asesinó a un hombre en 2006, pero que nunca fue acusado por dicho asesinato. Tampoco fue acusado por disparar y que la "bala perdida" mató a su primera esposa. Confesó que en 2007 ayudó a un tal Papito a matar a otra persona.
"Ya cambié mi vida", aseguró el testigo.
Anteriormente testificó la directora del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), Eda Luz Rodríguez Morales, quien realizó la autopsia de dos de las víctimas fatales en el caso.
La patóloga forense manifestó que el 30 de octubre de 2008 practicó la autopsia de Isaac Ortiz Rivera, cuyo rostro quedó destrozado y tenía una soga amarilla alrededor del cuello y esposas en sus muñecas, según se mostró en las fotos al jurado. Destacó que la causa de muerte fue por heridas de bala, estrangulación y trauma corporal. Detalló que el cuerpo presentaba 24 heridas de bala, de las cuales 16 eran en el área de la cabeza y el cuello.
Rodríguez Morales también practicó la autopsia de Orlando Medina Serrano el 12 de noviembre de 2007. Este presentaba 30 heridas de bala.
El año pasado, Astacio Espino, Rivera Carrasquillo y Lanza Vázquez fueron acusados junto con otras 29 personas miembros de la ONU por ocho cargos de asesinato, tres de tentativa de asesinato, intento de asesinato de policías, violaciones a la Ley de Crimen Organizado (RICO Act) y Armas.
Esto por hechos que incluyen el asesinato del piloto del helicóptero de la Policía Municipal de San Juan, Jesús Fernando Quiñones Santiago, el 4 de mayo de 2010 en Río Piedras, y causar daño al copiloto José Rivera Quiñones y a los agentes Shakira Vázquez y Eduardo Alvelo. También enfrentan cargos por los asesinatos de la agente Blanca de los Santos Barbosa y el bibliotecario Manuel Medina Rivera en el expreso de Trujillo Alto el 7 de julio de 2010.
El juicio continúa mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario