LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

domingo, 29 de septiembre de 2013

Siete asesinatos en el fin de semana


Siete asesinatos en el fin de semana

Elevaron la cifra de muertes violentas en el año a 656
 
Por Javier Colón Dávila / javier.colon@gfrmedia.com
Para esta fecha en el 2012 se habían perpetrado 723 asesinatos. (Archivo)
Siete asesinatos entre la tarde del viernes y la tarde de hoy, domingo, elevaron la cifra de muertes violentas en el año a 656.
Para esta fecha en el 2012 se habían perpetrado 723 asesinatos.
El caso más dramático del fin de semana ocurrió a las 5:00 p.m. del viernes cuando dos menores fueron abatidos a tiros en el interior de un vehículo frente al edificio 5 del residencial Juana Matos, en Cataño.
Las víctimas fueron identificadas como Bryan Rodríguez Reyes, de 13 años y Javier A. Colón Vera, de 17 años. También resultó herido de bala un joven de 19 años que no es identificado por ser testigo en el caso.
El trío, que se encontraba a bordo de un auto Mazda 929, era oriundo del barrio Amelia, en Guaynabo.
A preguntas de este medio, el inspector Rafael Rosa, jefe de la rama investigativa en Bayamón, aseguró que la pesquisa "está bien adelantada" y que han recibido buena información. No obstante, no pudo corroborar, por ejemplo, versiones que apuntan a que Rodríguez Reyes era hijo de un convicto federal o que fue confundido con otra persona.
Sí dijo que dentro del vehículo, registrado a nombre de una mujer, no se ocupó nada ilegal. A pesar de lo avanzada de la pesquisa y que las familias de los perjudicados fueron entrevistadas, aseguró que no se podía determinar un móvil.
Una hora después de este crimen, Jesús Quiñónes Ortiz, de 29 años, fue asesinado en la carretera PR-190, al lado de un colmado en Carolina. El hombre, vecino del residencial Los Mirtos, de Carolina, era cliente del lugar y allí llegó un desconocido que lo fulminó a tiros.
Quiñónes Ortiz tenía récord delictivo por un caso de apropiación ilegal.
El área policiaca de Bayamón fue sacudida con otros dos asesinatos el viernes, siendo las víctimas Edwin Burgos Meléndez, de 21 años y Pablo De Jesús Amaro, de 59 años.
El mayor de las víctima murió de varias heridas de arma blanca que sufrió mientras caminaba con un perro a las 11:45 p.m. frente al condominio V Tower, en la calle Cruz, de Bayamón. Según un testigo, De Jesús Amaro murió en medio de un asalto.
Mientras, Burgos Meléndez perdió la vida baleado frente a su casa en el sector Lomas del Sol, de Guaynabo. La víctima no tenía récord delictivo y no se ha definido un móvil del crimen.
El sábado, Aníbal Gómez Vélez, de 48 años, fue ultimado frente a la residencia de un pariente mientras podaba la grama en el barrio San Isidro, de Canóvanas. Tres personas permanecían esta tarde bajo custodia de la Policía en conexión con este caso tras ser detenidos el sábado en el área de Piñones, Loíza, a bordo de un Toyota Yaris que viajaba a exceso de velocidad.
Al trío, dos hombres y una mujer entre los 22 y los 23 años, se les ocupó dos pistolas y dos máscaras. Una de las armas estaba modificada para trabajar automática y la otra tenía la serie mutilada.
De otra parte, el domingo un hombre que no ha sido identificado fue ejecutado en la calle Gran Vía Final, de la barriada Bélgica, en Ponce.
En relación a esta balacera un hombre que no ha sido identificado recibe tratamiento en el Hospital San Lucas. Su condición es estable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario