LA PRENSA LIBRE

LA PRENSA LIBRE
NOTICIAS LOCALES INTERNACIONALES

martes, 13 de agosto de 2013

Perito pone en duda prueba de aliento hecha a publicista


Perito pone en duda prueba de aliento hecha a publicista

Edgardo Palerm Cruz está acusado por dos cargos de homicidio negligente por presuntamente atropellar a José Iván Irizarry Rodríguez y a su padre José Antonio Irizarry Flores
 
El próximo jueves, la jueza Alfonso Fernández escuchará las argumentaciones finales y emitirá su determinación.(Archivo)
Por Cynthia López Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com
A base de su análisis del mantenimiento y de las pruebas de calibración de máquina que la Policía utiliza para realizar pruebas de aliento, el perito Jay Zager concluyó esta tarde que los resultados de la máquina Intoxilyxer 5000EN que se utilizó para hacerle una prueba de alcohol al publicista Edgardo Palerm Cruz no son confiables.
"Basado en mi investigación, la integridad científica o forense se ha comprometido", afirmó el perito de la defensa a preguntas del abogado Luis Santiago González.
Hoy, en la continuación del juicio que se sigue contra Palerm Cruz por dos cargos de homicidio negligente por presuntamente atropellar a José Iván Irizarry Rodríguez y a su padre José Antonio Irizarry Flores, el perito explicó que alcanzó esta conclusión porque las personas encargadas de realizar el mantenimiento y la verificación de calibración de dicha máquina no usan las especificaciones del manufacturero para los estándares de exactitud y de precisión.
Pero pese a esta situación, aceptó que, si se sigue el periodo de observación adecuado, el resultado de la máquina podría establecer la presencia de alcohol en la persona que se somete a la prueba.
Antes de someter a una persona a una prueba de aliento para detectar alcohol en su sangre, el funcionario que realiza la prueba debe tenerla bajo observación unos 20 minutos.
La madrugada del 15 de marzo de 2010, la agente Jeannette Valladares Soler realizó una prueba de aliento a Palerm Cruz, quien arrojó un resultado de .213% de alcohol en la sangre, casi el triple del nivel permitido por ley.
Hoy, el perito, que viajó de los Estados Unidos para declarar ante la jueza Gisela Alfonso Fernández, del Tribunal de San Juan, calificó este resultado como uno "alto".
También indicó que una persona que se encontraba en esta condición tendría dificultad para discar los números en teléfono celular o firmar un documento.
"Marcar los números de teléfono requiere unas habilidades motoras finas. Uno esperaría que con un resultado así tuviera dificultad", apuntó el perito, que requirió de una intérprete para su testimonio.
Palerm Cruz llamó a un familiar para que lo recogiera en el cuartel y firmó documentos después de que le realizaron la prueba de aliento.
Mirando las pruebas de calibración de la máquina, Zager apuntó que los resultados estaban muy altos o muy bajos.
"Con un resultado así, la hubiera sacado de servicio", respondió.
De acuerdo con su testimonio, el manufacturero establece un margen de error de .003%.
Pero a preguntas de la fiscal Elba Acevedo Pérez reconoció que en ninguna parte del folleto de la máquina aparece dicho número.
Las máquinas de la Policía se calibran con un margen de error .01%. Este número se alcanza luego de realizar una fórmula matemática con las variables que ofrece el manufacturero, según testificó el químico Gilberto Vicente Cruz, del Laboratorio de Toxicología de Alcohol del Departamento de Salud, quien da mantenimiento a estas máquinas.
En su turno de preguntas, la fiscal trató de minar la credibilidad del testigo de la defensa subrayando su falta de conocimiento científico.
Zager indicó que se quedó corto de completar su grado en Justicia Criminal.
Actualmente, es un Policía jubilado que sirve de perito en casos de embriaguez.
Durante sus años en la Policía, estuvo a cargo del programa de pruebas de aliento, donde realizaba dichas pruebas. De este puesto se retiró en el 2003.
A preguntas de la fiscal, aceptó que las personas encargadas de calibrar las máquinas de aliento son expertos en metrología.
Concluido el testimonio del perito, la defensa sometió su caso.
El próximo jueves, la jueza Alfonso Fernández escuchará las argumentaciones finales y emitirá su determinación.
De resultar culpable, Palerm Cruz se expone a una pena de cárcel de ocho a 15 años sin derecho a probatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada